Inicio > Terapia > Individual

La psicoterapia individual es un espacio donde la persona, acompañada por el terapeuta, atraviesa un proceso de toma de conciencia para ponerse en contacto consigo misma y así saber cuales son sus necesidades y como satisfacerlas.

A través del proceso, el cliente descubre cuales son sus partes negadas. Es un trabajo de descubrimiento de nuestros potenciales y aceptación de nosotros mismos.

El trabajo transcurre con un terapeuta durante 50 minutos. Se trabaja desde la propia experiencia de la persona consultante. Llevándole a comprenderse y redescubrirse. El terapeuta confrontará y hará de espejo para que el cliente descubra su propia esencia y la fuerza que él mismo tiene par afrontar sus dificultades.

¿Para qué realizar un proceso terapéutico?

Para darles espacio y expresión  a los aspectos desconocidos de nosotros mismos que muchas veces se manifiestan  como “pensamientos negativos y recurrentes” con los que nos solemos autosabotear y obsesionar.

También en un proceso terapéutico exploramos y abordamos las emociones & sentimientos que no hemos sabido gestionar (miedo, culpa, vergüenza, ira, etc) y que coartan e inhiben la liberad en la percepción de nuestra vida y la de los demás, como en la de  nuestras acciones, comportamientos y relaciones.

Nuestro cuerpo físico muchas veces somatiza o sufre lo que nuestra mente no ha sabido comprender, traducir, tragar o digerir. Mediante un proceso terapéutico nos enriquecemos, integrando a la conciencia lo que yace en la sombra y en lo no reconocido.

¿Te has preguntado alguna vez cómo cambiaría tu vida si amplias y amplificas la percepción que tienes de ti mismo y de el mundo que te rodea?

Extender el concepto de nosotros mismos hacia aspectos que han sido no vistos, resulta muy enriquecedor para afrontar momentos de vida con herramientas nuevas.

¿Qué es un proceso terapéutico?

Un proceso es un movimiento que transcurre en el tiempo y que nos lleva desde un lugar a otro. El proceso terapéutico tiene como objetivo solucionar temas atascados mejorando nuestra salud y nuestra forma de estar en el mundo.

En la medida en que nuestro organismo responda de una manera natural a lo que está ocurriendo en el afuera, en el ambiente, nosotros estaremos sintonizados con nosotros mismos y con lo que nos ocurre. Cuando no está bien alineado lo que ocurre en el afuera con nuestra parte interna, aparece el síntoma y nuestra salud se resiente. Entonces el síntoma, ansiedad, depresión, o patología, no es más que una manifestación de que nuestro organismo no está alineado con lo que en ese momento sucede.

Encontrar nuestros propios recursos o nuestras limitaciones para afrontar nuestra vida, hará que podamos cambiar o aceptar lo que es.